Nuestros concursos

Cómo multiplicar el espacio de un mini-apartamento de 26 m2

Los objetivos eran distintos: desde crear un espacio de día y de noche (gracias a un divisor) hasta hacer funcional la zona de estar para convivir con los amigos.

¿Cómo conseguir maximizar un espacio de tan sólo 26 metros cuadrados?

Un cliente de Milán decidió recurrir a GoPillar, la comunidad de arquitectos e interioristas que permite a clientes privados recibir decenas de proyectos de profesionales de todo el mundo registrados en la plataforma. La solicitud del cliente se refería a la renovación y mejor disposición del mobiliario de un pequeño estudio de 26 metros cuadrados en Milán. Los objetivos eran diferentes: desde crear un espacio de día y noche gracias al uso de un divisor hasta hacer funcional la zona de estar para convivir con amigos.

De los 87 proyectos recibidos, queremos analizar tres.

La propuesta de Elena Pellegrini

El profesional respondió perfectamente al desafío del cliente, obteniendo un 10 como nota final. El baño se dejó en la misma posición que ocupaba antes de la reforma, con la misma distribución de los sanitarios. De hecho, el foco se colocó en la sala de estar, aireada, luminosa y funcional. Incluso la cocina, por razones de ahorro en ingeniería de la planta, se dejó en la misma posición, con la adición de un lavavajillas (según lo solicitado). El punto de inflexión del proyecto lo da el divisor de vidrio, que permite iluminar la zona de dormitorio. Finalmente, el espacio se dedicó a un pequeño armario/lavadero y un bonito armario.

La propuesta de Disa Arch

El objetivo del profesional era maximizar los 26 metros cuadrados del apartamento, intentando reorganizar la distribución del lugar y utilizar el armario de una forma diferente. La idea era dar una identidad reconocible, con un asiento fijo, así como un mueble, a los lados de la mesa (extensible para acomodar a los amigos). Todo ello con tonos claros y el uso de elegantes maderas para las superficies, mobiliario y asiento fijo.

La propuesta de Andrés Felipe Martínez Arismendy

Según lo solicitado por el cliente, el punto central de todo el proyecto fue dar la idea de amplitud a los 26 metros cuadrados y de extrema funcionalidad de todo el entorno. La cocina tiene dos estantes (arriba y abajo) para guardar tantos utensilios como sea posible, según pedido claro. Además, la cocina “continúa” sobre la mesa, utilizada como barra de bar, con más espacio para los utensilios y capacidad para albergar hasta cinco comensales. El baño se ha mantenido en la misma posición, pero ligeramente ampliado para acomodar una lavadora (de lo contrario, sería imposible colocarlo en esa superficie). La elegancia del apartamento viene dada por un gran sofá y un espacio de convivencia donde se pueden recibir visitas. La cama queda escondida en un rincón de la casa, para no comprometer la funcionalidad y el espacio disponible.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba