Interior Design Tips

Cómo decorar una habitación infantil de forma divertida y ordenada: 6 consejos prácticos

Como decorar una habitación infantil: 6 consejos que harán tu vida más fácil

Las habitaciones de los niños suponen un reto especial en lo que respecta al mobiliario. Deben ser divertidos y estimulantes, pero también ordenados y fáciles de mantener limpios. Puede ser difícil encontrar el equilibrio adecuado, pero con unos sencillos trucos se puede crear una habitación infantil que sea a la vez acogedora y organizada. En este post hablaremos de 6 consejos para decorar una habitación infantil. ¡Os facilitará la vida a todos!

1) Utilizar colores vivos

Una de las formas más fáciles de decorar una habitación infantil y hacer que sea más divertida y acogedora es utilizar colores vivos y alegres. Esto ayudará a crear un espacio estimulante y energizante, a la vez que ayuda a ocultar cualquier mancha o suciedad. A la hora de elegir los colores, hay que tener en cuenta la edad y la personalidad del niño. Para los niños más pequeños, suelen ser mejores los colores más vivos. Los niños mayores pueden preferir tonos más suaves.

habitación infantil

En ambos casos, evita utilizar colores oscuros, ya que pueden hacer que la habitación parezca estrecha y deprimente.

Si no sabes por dónde empezar, prueba a pintar una pared de un color vivo y a utilizar tonos neutros para el resto de la habitación. Esto añadirá un toque de color sin resultar agobiante.

Otra opción es utilizar accesorios de colores vivos, como alfombras, cortinas o ropa de cama. Es una forma fácil de experimentar con diferentes colores y ver qué funciona mejor en el espacio.

Ten en cuenta que los gustos de los niños cambian rápidamente, así que no tengas miedo de experimentar.

2) Incorporación de soluciones de almacenamiento

Otra consideración importante a la hora de amueblar una habitación infantil es el almacenamiento. Los niños tienen muchas cosas y puede ser difícil mantener todo organizado. Busca soluciones creativas para ayudar a mantener la habitación ordenada. Las papeleras, los contenedores y las estanterías son buenas opciones.

Si es posible, integra cajas o cajones en el diseño de la habitación. Por ejemplo, considera una cama con cajones incorporados o una cómoda con compartimentos en lugar de cajones tradicionales.

habitación infantil

Otra opción es utilizar muebles que tengan múltiples funciones. Un baúl de juguetes que sirva de mesa o un sofá cama que sirva tanto para dormir como para descansar son dos buenas opciones.

Piensa de forma diferente y sé creativo. Hay un sinfín de posibilidades a tener en cuenta.

Si tienes dificultades para encontrar espacio suficiente, considera la posibilidad de deshacerte de algunos juguetes. Puede ser difícil deshacerse de objetos, pero a veces es necesario mantener la habitación ordenada.

No olvides que los niños crecen rápidamente y sus gustos cambian, por lo que con lo que hoy juegan puede dejar de ser importante para ellos dentro de unos años.

Por último, no olvides el espacio del armario. Aprovecha cada centímetro instalando estantes o utilizando organizadores sobre las puertas. Esto ayudará a mantener la ropa y los zapatos ordenados al tiempo que se libera espacio en el suelo.

3) Creación de una zona de lectura/juego

Una de las mejores maneras de hacer más acogedora la habitación de un niño es crear un espacio dedicado a la lectura y al juego. Esto puede hacerse de diferentes maneras.

Una opción es crear un rincón de lectura. Puede ser sencillo colocar una silla cómoda en un rincón de la habitación con unas cuantas estanterías de libros. Añade algunos cojines y mantas y tendrás un espacio acogedor donde tu hijo podrá disfrutar de sus cuentos favoritos.

habitación infantil

Otra opción es crear una zona de juegos. Para ello, se puede colocar una caja de juguetes o cestas en un rincón de la habitación. Añade una pequeña mesa y sillas para colorear, hacer puzzles u otras actividades. Si tienes el espacio necesario, considera la posibilidad de añadir un pequeño parque infantil o un tobogán.

Crear un espacio para leer y jugar ayudará a mantener el resto de la habitación ordenada, proporcionando a tu hijo un espacio más acogedor y agradable.

4) El rincón del estudio

Para los niños mayores, un rincón de estudio puede ser un gran complemento para la habitación. Puede ser sencillo añadir un escritorio y una silla en un rincón. Si es posible, intenta colocar el escritorio cerca de una ventana para que entre luz natural. Añade estanterías para libros y suministros. Un tablón de anuncios también puede ser una buena forma de organizar las tareas y los proyectos.

Una litera o una cama alta es una forma estupenda de ahorrar espacio en el suelo y la zona de abajo puede utilizarse como área de estudio. De este modo, podrá ampliar el dormitorio en vertical sin ocupar demasiado espacio.

Crear un espacio de estudio ayudará a tu hijo a mantenerse concentrado y organizado. También puede ser un lugar ideal para hacer los deberes juntos.

Si tu hijo es todavía pequeño, considera la posibilidad de crear una pared de pizarra donde pueda dibujar y escribir. Es una forma estupenda de fomentar la creatividad y, al mismo tiempo, proporcionar un espacio funcional para los deberes y otras actividades.

habitación infantil

5) Mantener la sencillez

Por último, recuerda que menos es más cuando se trata de amueblar una habitación infantil. Evita los espacios desordenados y el exceso de colores y dibujos. Limítate a unos pocos colores básicos y añade acentos con cojines, mantas y obras de arte.

No olvides que las habitaciones de los niños deben ser divertidas y acogedoras. Siguiendo estos consejos, puedes crear un espacio funcional y con estilo.

6) Pídele su opinión

Como todo padre sabe, los niños pueden ser difíciles de complacer. A menudo parecen querer los últimos y mejores juguetes, sin importar si son o no adecuados para ellos. Lo mismo ocurre con la decoración de su habitación. Recuerda que es un lugar muy importante para ellos, pasarán la mayor parte de su tiempo en su habitación por lo que es importante averiguar qué quieren y qué prefieren para su espacio. Una forma de saber lo que quieren es preguntarles directamente.

Y no sólo eso, otra forma de saber qué quiere tu hijo es observar su comportamiento. Presta atención a los objetos con los que juega y a las cosas que le interesan. Esto puede darte una valiosa información sobre sus gustos y preferencias.

Con estos consejos, decorar una habitación infantil puede ser divertido y funcional. Sólo recuerda que debes tener en cuenta las necesidades de tu hijo a la hora de tomar decisiones y tener paciencia a la hora de ordenar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba