Consejos para el diseño de interiores

Papel tapiz: 4 ejemplos para tu casa

Versátiles y capaces de hacer que cualquier entorno sea único, los papeles tapices se han convertido ahora en un imprescindible para el mundo del diseño de interiores.

Gracias al uso de papeles tapices, cada ambiente tiene la posibilidad de caracterizarse de una manera única y creativa, a través de diferentes soluciones y materiales que hacen que este tipo de revestimiento sea adecuado tanto para el salón como para el dormitorio, haciéndolo versátil incluso para el baño y cocina.

Papel tapiz: 4 ejemplos

El mundo de los papeles tapices es muy amplio e incluye diferentes tipos de colocación y materiales. Pueden tener una sola capa o dos, una de las cuales es un soporte y tienen una duración media de unos 10/12 años.

A continuación, 4 ejemplos de papel tapiz y sus características:

  • Papel tapiz en papel

Papel tapiz

Este es el tipo más tradicional, sobre el que es posible obtener estampados de todo tipo con un excelente resultado estético. Se caracterizan por ser de una sola capa, que puede tener diferentes espesores, y están fabricados en celulosa, por lo que no son aptos para ambientes húmedos.

  • Papel tapiz de vinilo

Papel tapiz

Seguramente el tipo más versátil y resistente. De hecho, estos papeles tapices se componen de dos capas, una primera en papel o tnt y un revestimiento posterior en material plástico capaz de ofrecer todo tipo de efectos, acabados lisos, rugosos o tridimensionales.

  • Papel tapiz de fibra natural

Papel tapiz

Este tipo incluye diferentes materiales de origen natural, como algodón, lino, seda, cuero, yute o corcho y se pueden realizar con diferentes sistemas de colocación. Las características de las fibras naturales o vegetales hacen que las texturas de estos recubrimientos sean verdaderamente únicas y, a menudo, muy valiosas.

Entre los materiales pertenecientes a esta categoría recordamos en particular el papel de arroz, que se presta a ser decorado con diferentes técnicas, incluyendo varios tipos de pintura a mano, lo que hace que estos revestimientos sean extremadamente personalizables.

  • Papel tapiz de fibra de vidrio

Papel tapiz

En este caso, esta es una solución muy práctica ya que este tipo se caracteriza por una alta resistencia mecánica. Además ofrece un sinfín de posibilidades decorativas al ser imprimible y al ser repelente al agua también es apta para su aplicación en ambientes húmedos como el baño.

Cómo elegir el papel tapiz para tu hogar

Adecuado para cualquier estilo, los papeles tapices pueden convertirse en un elemento decorativo importante en el hogar. De hecho, pueden cubrir paredes enteras o partes a realzar, hasta dar un toque de originalidad aplicándolas también en el techo.

El mundo de los papeles tapices, sin embargo, como sabemos, es realmente amplio, hay muchos colores, estampados y acabados, por lo que la elección puede resultar complicada. A continuación, te mostramos algunos trucos para poder elegir cuál usar y cómo.

Algunos trucos

En primer lugar, siempre es bueno tener en cuenta la paleta cromática de nuestro hogar o el entorno sobre el que queremos intervenir y por tanto buscar una solución que, por afinidad o contraste, se adapte mejor al conjunto y al estilo de nuestro hogar.

También tendremos que entender qué papel queremos darle a la pared a revestir, recordando que el papel tapiz puede ayudarnos a centrar la atención en un punto concreto. Esto también podría ser un pequeño truco para intentar apartar la mirada de las áreas que queremos ocultar.

Los utilizas de acuerdo con los ambientes

En cuanto al dormitorio, por ejemplo, la mejor opción es cubrir la pared detrás de la cabecera de la cama, preferiblemente con colores suaves y claros.

En la sala de estar, en cambio, las ideas podrían ser muchas, podrías optar por tapar una de las paredes, quizás detrás del sofá, o detrás de una estantería o incluso crear pequeñas porciones de tapizado para centrar la atención en puntos concretos.

Incluso las zonas de paso pueden cobrar nueva vida gracias al uso del papel tapiz, en este caso una idea podría ser aplicarlos en el techo o en una parte donde haya cuadros, para añadir un toque de originalidad en espacios muchas veces mal caracterizados.

En cuanto al baño, sin duda es bueno tener en cuenta la tipología, eligiendo un papel tapiz adecuado para ambientes húmedos y eligiendo un estampado que mejor se adapte al ambiente que queremos crear. También en este caso podríamos optar por cubrir completamente el baño, sustituyendo así también los azulejos, o aplicar el revestimiento solo en algunos puntos, quizás detrás del espejo encima del lavabo o en la ducha.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba