Viaje por el mundo con los ojos de un arquitecto

Viajes de Arquitectura: las 5 mejores ciudades para visitar en el mundo.

Las mejores ciudades del mundo para visitar en el verano.

Mirar es una cuna” escribe Arminio: ¿Cuál es la mejor representación para describir la experiencia que te regala un viaje? 

La meta será la dirección de orquestra de nuestro itinerario y su elección, el primer paso hacia la planificación de nuestra aventura.

Una breve guía práctica para los apasionados de la arquitectura: las 5 mejores ciudades para visitar durante los próximos meses de verano.

Son cinco las mejores ciudades milenarias del mundo, consideradas así por las características puramente arquitectónicas que las distinguen, testimonio de civilizaciones antiguas, antepasados de nuestra historia.

PETRA – En Jordania, tierra de contraste donde el mar se encuentra con el desierto, se esconde una ciudad maravillosa para visitar que muchos de ustedes conocerán: se trata de Petra, ubicada a 250 km al sur de Amman, dentro de una cuenca rodeada de montañas, al este del Wadi árabe, el gran valle que desde el Mar Muerto alcanza al Golfo de Aqaba en el Mar Rojo. El sitio arqueológico parece ser uno de los más bellos e interesantes del mundo, accesible a través del Siq, estrecho cañón con paredes altas y poderosas que conducen al “Tesoro” de Khazneh.

La fachada del tesoro representa el diamante de Petra: con 43 metros de altura y 30 de largo revela la genialidad del arquitecto que la realizó; tallada sobre la roca, así como toda la ciudad de la cual deriva el nombre, conduce a sepulcros, tumbas antiguas y al teatro de estilo romano. A través de una escalera de 80 escalones también se puede llegar al Monasterio Ad-Deir.

Petra ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO el 6 de Diciembre de 1985 y el área circundante en el 1993, el Parque Nacional Arqueológico. No debería sorprenderte saber que en 2007 se declaró una de las llamadas Nuevas Siete Maravillas del mundo.

MACHU PICCHU – Perú, herencia del prestigioso imperio Inca, con sus diez mil años de historia es una de las tierras más ricas en testimonios de civilizaciones milenarias; Machu Picchu, que se encuentra en la cima de una montaña, se considera el ejemplo más prodigioso en la arquitectura del paisaje mundial.

Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad de Unesco en 1983 es también denominada en el 2007 como una de las Nuevas Siete Maravillas del mundo, fue descubierta el 24 de Julio de 1911 por un profesor y explorador de Yale, Hiram Bingham.

La ciudad-mausoleo tiene grandes edificios de piedra que se extienden desde el sector alto (hanan) al sector bajo (hurin); en el primero se encuentra el Templo del Sol, la Residencia Real, la Plaza Sagrada con el Templo de las tres ventanas, el Templo principal y el Intihuatana, la piedra colocada en una colina que todavía confunde a los arqueólogos por su función: ¿observatorio astronómico, reloj de sol o altar sagrado?

En la parte inferior hay, en cambio, varios grupos de edificios menores que conformaban las casas, tiendas y lugares para criar animales. La parte más asombrosa del complejo se encuentra al norte de la ciudadela: una escalera estrecha y empinada conduce a Huayna Picchu (la Montaña Joven), donde desde una altura de cerca de 2700 m se puede mirar por completo el sitio arqueológico de Machu Picchu. 

AGRA – India, cinco mil años de historia que desde los picos del Himalaya nos sumergen en las aguas del Océano Índico. Agra, ciudadela al Norte del país que alberga el icónico Taj Mahal, un mausoleo construido por el Sha Mughal Shah Jahan para la amada difunta esposa Mumtaz Mahal con la voluntad de hacer su amor inmortal.

El Taj Mahal, una de las Nuevas Siete Maravillas del mundo, representa uno de los edificios que se acerca mayormente a la perfección en la Arquitectura: Una extensión de mármol blanco con incrustaciones finas de piedras preciosas se refleja en el espejo de agua de la imponente entrada. La sugerente posición cerca del río sagrado y los magníficos jardines ornamentales, así como la perfecta simetría, hacen que el monumento siga siendo el más espectacular del mundo, a los ojos de los visitantes.

Cerca del Taj Mahal se encuentran las paredes de ladrillo rojo de 20 metros de altura del Fuerte de Agra, una gran fortaleza donde, por voluntad del ambicioso hijo, el gobernante Jahan pasó los últimos años de su vida encerrado, mirando al Taj Mahal y lamentando lo que había perdido. 

CHICHÉN ITZÁ – México, el norte de la península de Yucatán, alberga uno de los sitios arqueológicos mayas más grandes e importantes del mundo: Chichén Itzá, también nominado en el 2007 como una de las Nuevas Siete Maravillas del mundo y reconocido en 1988 como Patrimonio UNESCO.

El centro de la ciudad, seguramente una de las ciudades para visitar más bellas y fascinantes del mundo, es denominado a partir de la grande pirámide de Kukulkan también llamado El Castillo, caracterizada por cuatro escaleras que corren por todos los lados; estas escaleras ya no son utilizadas como en el pasado. El Templo de los Guerreros en cambio, está compuesto por una gran pirámide escalonada rodeada por unas pocas filas de columnas que representan guerreros mayas.

Una particularidad de este espectacular sitio arqueológico es sin duda la presencia del campo de pelota más grande de Yucatán, 166 metros de largo y 68 de ancho.

GIZA – Egipto ciertamente es famoso por sus pirámides, testimonio de una de las poblaciones más antiguas del mundo; en Giza, en el contexto de la gran Pirámide de Keops, se reclina la Esfinge de Giza, la cual se dice protege el ingreso a la antigua ciudad griega de Tebas, proponiendo un enigma a los viajeros para permitirles pasar.

La esfinge tiene la apariencia de un león acostado con la cabeza de un hombre que lleva un tocado de Nemes del faraón. Tiene enormes dimensiones y sorprende por su presencia mística dentro de la extensión circundante de arena y piedra.

Lo más importante que podemos notar sobre las diferentes ciudades mencionadas anteriormente, es la macro-dimensión arquitectónica de las mismas; de hecho, las ciudades se construyeron “en una medida de divinidad” en lugar de a escala humana: los monumentos, las estatuas mismas, tenían enormes dimensiones, que podríamos definir como “fuera de escala”.

Vivimos en un mundo en constante y frenético cambio en el que no podemos evitar mirar el pasado, seguir el ejemplo para avanzar hacia el futuro.. “Mirar es una cuna”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba